Pre Cosquín 2019: el amanecido final de una pasión argentina

La mañana ya esplendía en todos los rincones de Punilla cuando tanto ánimo revuelto de nervios y emociones al cabo de 18 días de competencia y convivencia arribó al momento señalado. Entonces, gritos, abrazos, consuelos y desconsuelos estremecieron al domingo nuevo.
Eran las ocho de hoy y Nathalie Allende y Pablo Bauhoffer, los conductores, anunciaron por fin la docena de propuestas ganadoras en cada categoría, entre las centenares que llegaron a Cosquín con los primeros ardores de enero.
Tal vez fue la final más larga de la memoria del certamen. Mientras tanto, aunque esta noche aún reserva encendido el escenario para que desfilen los ganadores, la 48 edición del Pre Cosquín reafirmó su condición de extraordinario vínculo y vehículo para que miles y miles de argentinos transiten el camino del arte y la cultura folklórica argentinos en busca de un destino.
La plaza del Pre-Cosquín tal vez está habitada por otros duendes. La espesura de la luz tiene una constancia más penumbrosa; el espacio de las butacas está casi desprovisto de fronteras; los entusiasmos se expresan en otras medidas, con una plenitud más sigilosa aunque de incesante fluir.
Alguien podría pensar que se trata de un boceto del gran festival, pero no, es realidad pura, una en la que la fiesta del folklore se vive con convenciones y sentimientos propios. 
Participantes, amigos y parientes de los participantes, vecinos de la ciudad y turistas se reúnen en la siempre azarosa intemperie de la Próspero Molina y siguen con atención y aplausos el paso incesante de los competidores. Los viernes y sábados pasados, momentos de las finales, desfilaron 70 propuestas por noche frente a la mirada de miles de personas.
La relación entre participantes y público es, de algún modo, horizontal: se disfruta de las expresiones más allá de los nombres.
Pasión y esfuerzo
Conjunto instrumental en plena competencia.  (Comisión Municipal de Folklore de Cosquín)
Conjunto instrumental en plena competencia. (Comisión Municipal de Folklore de Cosquín)
 
El punto de partida es el encuentro de los portadores de esos sueños. Para llegar a ser parte de esta definición debieron ser elegidos en algunas de las casi 60 subsedes repartidas en casi todas las provincias del país. Y una vez puestos a defender cada uno su ilusión, lo primero que suelen encontrar es la contención y el aliento entre los propios pares.
Las historias de los participantes son tan diversas acaso como sus modos de expresarse, aunque todos se amparan bajo la misma bandera. Muchos son los que insisten una y otra vez, y aunque el Pre Cosquín es una estación y no un destino, lo sienten como parte ya inescindible de sus vidas.
“Estos días sin mágicos y la energía que cosechamos nos alcanza para tirar todo el año: es la Plaza que te alienta, el reconocimiento y el calor de tus pares”, decía el viernes Héctor Gomina, quien junto a Cecilia Calvet llegaron desde San Martín, Mendoza, para competir en la categoría “pareja de danza tradicional”. Así fue que bailaron una sabrosa cueca con vasos de tinto mendocino incluido.
Él es, además de bailarín, licenciado en higiene y seguridad; ella, profesora de danzas y trabaja en Cultura de San Martín. Por lo ajustado de las fechas de las que podían disponer por razones laborales, participaron en la subsede Villa General Belgrano, Córdoba. “Se trata de intentar coronar años de trabajo, y ese reconocimiento de los pares puede ser tan o más valioso que llegar al Festival”, apuntaba Cecilia.
“Volvemos sin premios y con amigos nuevos, con horas interminables de guitarreadas, con música compartida, con aprendizajes y con el orgullo de haber participado en la final más extensa de la historia del pre Cosquín. ¿Quién nos quita lo compartido?”. Paulina Lemes, de Gualeguaychú, comentaba sus sensaciones en las redes sociales. 
Ella fue otra vez finalista en “solista vocal femenina” y también en “dúo vocal” junto a su hermano Damián. Con ellos, en la guitarra, estaba Facundo Astorga, esposo de Paulina Es una familia de músicos que han sumado muchas participaciones en el Pre Cosquín, en distintas categorías. El año pasado ganaron en la categoría “tema inédito”, con Agua verde, compuesto por Paulina y Facundo. Esta vez pudieron traer a sus tres hijos (Manuel, Tahuel y Pehuén) y hasta pudieron tomarse un par de días en San Javier en la casa de un pariente. “Pero volvemos con los bolsillos exhaustos”, decía el viernes. Sí, los participantes hacen un gran esfuerzo económico.
Compromiso y buen nivel
 La danza en acción (Comisión Municipal de Folklore de Cosquín)
La danza en acción (Comisión Municipal de Folklore de Cosquín)
Paulina apunta que en esta edición notó mucha presencia de la música litoraleña. Es cierto:  fue varias veces convocada por intérpretes, los autores y la danza. Parece revelar un momento en que hay más miradas apuntado hacia esa región, no siempre protagonista en las grandes reuniones folklóricas nacionales.
Otro apreciación saliente es la temática con compromiso social que asumieron varios cuadros de danza.
“Hay una evolución en cómo los artistas van plasmando sus mensajes en escena. Están comprendiendo que en el escenario se enuncia y se denuncia sublimando las ideas que creemos importantes. Se vieron obras interesantes, de mucha calidad.”, apuntaba Liliana Randisi, integrante de la terna de jurados en danza.
Mientras, su compañero, Miguel Ángel Diozquez Dupuy, primera vez como jurado, señalaba: “Estamos viendo expresiones que dan mucho que hablar en lo que hace una puesta en escena. Han despertado, en el público y en nosotros, muchos sentimientos”.
Oscar Arce, referente de la danza en Córdoba y también jurado, destacaba no sólo un crecimiento de calidad sino también algunos conceptos distintos: “Se observa en el discurso corporal y poético, Hay un cambio de paradigmas en la mirada de folklore. También creo que hay un antes y un después con la presencia de mujeres haciendo malambo combinado”. 
Se refería al grupo de mujeres salteñas “Supay Malambo”, que, aunque no llegó a la final, causó asombro y conmoción.
En cuanto a la música, Raúl Mono Izaurralde, que compartió jurado junto a Mario Alvarez Quiroga y a Charo Bogarín, se declaró “optimista” frente a lo mostrado por músicos y cantantes. 
“Hay un buen nivel y entiendo que va a ir creciendo, que tiene que afirmarse”. Izaurralde es un notable músico (flauta traversa, voz) que ha integrado míticas formaciones junto al Chango Farías Gómez (MPA, La Manija) y otras notables como Los amigos del Chango y la actual Cuarto elemento. Pisó contadas veces el escenario de Cosquín, y esta fue su primera vez de jurado. 
Y mientras apuntaló su optimismo especialmente en el desempeño de las voces solistas femeninas, señaló que, “a diferencia de lo que sucede con las mudanzas en la danza, hay poca improvisación en la música. Sí se escuchan cosas muy armaditas”.
Así, el Pre Cosquín 2019, además de su valiosa función como cauce para tanta pasión folklórica repartida en el país, también deja algunos rastros que habrá que ver cómo se manifiestan finalmente en el tiempo que viene. No sólo en el Atahualpa Yupanqui, sino también en toda la escena de la música argentina.
Los ganadores
 La habitual foto desde el techo del escenario (Jairo Stepanoff /Comisión Municipal de Folklore de Cosquín))
La habitual foto desde el techo del escenario (Jairo Stepanoff /Comisión Municipal de Folklore de Cosquín))
Solista vocal femenino:Camila Nievas. Sede Crespo, Entre Ríos.
Solista vocal masculino: Guido Encinas. Sede Resistencia,Chaco.
Dúo vocal: Barrón Tevez. Sede Moreno, Buenos Aires.
Conjunto vocal: Suenan Voces. Sede Santiago Del Estero.
Solista instrumental: Lezana Reboredo Juan Inti. Sede Lomas De Zamora, Buenos Aires.
Conjunto instrumental: Nuevo Tiempo. Sede Resistencia, Chaco.
Tema inédito: "Provinciano". Sede Junín, Mendoza.
Solista de malambo: Mauro Dellac. Sede José C. Paz, Buenos Aires.
Conjunto de malambo: La Huella Malambo. Sede San Juan.
Pareja de baile tradicional: Jaqueline Saucedo Y Germán Moreno. Sede Entre Ríos.
Pareja de baile estilizado: Dolores Ardua Y Jorge Gastón Vázquez. Sede Lomas De Zamora.
Conjunto de baile: La Rebelión. Sede La Matanza.

No hay comentarios.