"Pañuelitos blancos y ponchos colorados", lo último de Claudia Vilte

La cantante, compositora y música visitó la redacción de nuestro diario para hacer un recorrido por sus producciones.El último trabajo habla de memorias, de distintos momentos, de distintos tenores, y es un disco que pensó en su adolescencia.

Siempre es bueno volver a conversar con los artistas para saber en qué andan, y así nos reencontramos con Claudia Vilte, cantora nacida en Salta, criada en Purmamarca, donde tiene su peña, y desde ahí lanza sus producciones cada tanto.
Claudia Vilte se inició en el canto a los 7 años. A esa edad también aprendió los primeros acordes de la guitarra.
Por estos días sigue promocionando su último disco "Pañuelitos blancos y ponchos colorados", que tuvo su presentación a la prensa nacional en el marco del Festival Nacional del Folclore de principios de este año.
Cuenta que el poncho rojo es por el reconocimiento a la lucha del General Martín Miguel de Güemes por nuestro país; y los pañuelos blancos en homenaje a las Madres de Plaza de Mayo y un amigo íntimo que es Martín Cobos de Salta que fue fusilado durante la dictadura.
"Este trabajo es un síntesis de lo quise hacer en mi adolescencia", cuenta, porque el repertorio y la idea están listos desde hace muchos años, pero en los últimos tiempos recién decidió grabarlo. "Lo tengo hecho desde los 18 años", dice en conversación con nuestro diario.
Y se explaya: "El disco sintetiza una simbiosis de memorias, con distintas temáticas específicas. Está puesta la memoria de los desaparecidos del 76 de la época dura; del General Güemes con su lucha; de los grandes artistas y compositores de la Argentina como Eduardo Falú y Oscar Valles -porque grabé ’La Atardecida’ y la zamba "La Compañera"; está la memoria de los pueblos originarios, con temas en idioma quechua; y de las personas extranjeras europeas, porque no todas vinieron a colonizar y llevar el oro, sino que también vinieron a aportar, como (Astor) Piazzolla o Pichuco (Aníbal Troilo), y por eso grabé también ‘Chiquilín de Bachín‘".
Claudia Vilte está dedicada a su peña en Purmamarca, y sale más a tocar en peñas y pubs de otras provincias que a festivales. "En los próximos meses estoy pensando en hacer algún teatro en Tucumán", comentó.
CLAUDIA VILTE
Lo que se viene
En este momento se encuentra grabando un nuevo disco, "Nostalgias del Norte", dedicado a Salta, Jujuy, La Rioja, Catamarca, con el director Lucas Torres y con músicos de la Orquesta Sinfónica de La Plata. "En esta nueva producción que pienso presentar recién en marzo, hay muchos temas de mi autoría como taquiraris, zambas y chacareras movidas. También estoy grabando las canciones que hice para la comparsa de Los Chanka Chanka, y La Flor de Durazno".
Los discos y sus temáticas
Haciendo un recorrido por sus anteriores discos, nos explica que "Agüita clara" fue grabado con Quique Sinesi, y que contiene muchos temas de su autoría que hablan del amor.
"Folclore Raíz", el disco que le sigue, tiene en la portada una foto de Maimará, pueblo que ama. Es una recopilación de música argentina que es un recorrido por todo nuestro país.
"Yo soy de aquí", el tercer trabajo es puramente purmamarqueño, "hay mucho viento y charango, fusionado con la música alternativa porque me gustan ambas cosas", dice. La temática es específicamente andina.
Finalmente, el disco anterior al último es "Pueblo, canto y libertad", con chacareras truncas de su autoría, bailecitos, carnavalitos, etc.
Publicaciones literarias
En su afán de registrar cultura e historias, Claudia también publicó un libro de poemas, “En nombre de los Coyas”, y dos tomos de una obra que tituló “Copleríos”, el primero en forma independiente y el segundo con editorial Dunken.
“Es una recopilación de coplas de las que cantaba mi abuela. La copla la internalicé desde mi infancia. Porque de un día para otro, en un contrapunto, sin haber practicado ni nada, me salían coplas y coplas como en un manantial. Estas son recopilaciones porque la copla no es de nadie, sino del que la canta”, comenta. “El tomo I salió hace cuatro años porque me di cuenta que sabía tantas coplas. Está organizado por temática de amor, penosas, filosóficas, de despedida, de tristeza, como me había enseñado mi abuela. Ella me decía que en el contrapunto, si te hablan de coplas de amor, tenés que contestar de amor”, explica Claudia.
Y el tomo II salió cuando la conoció la gente de la editorial Dunken y vio su trabajo.

No hay comentarios.