Cinco consejos para que los mates no se laven y la yerba dure más

Cebar mate es todo un arte y lograr mates que mantengan el sabor, es todo un desafío. Algunos consejos para que la yerba de tus mates no se laven tan rápido y el paquete te rinda más.
1. Estar atento a la temperatura del agua: Empezar a cebar con agua tibia y después ir aumentando gradualmente al temperatura, hasta llegar a unos 75 Cº.

Si el agua está muy caliente o hervida, los mates van a ser muy amargos y sin sabor, la yerba se “quema”.  Cuanto más blanda es el agua soporta más temperatura, y si es dura tiene que usarse más tibia.
Un mate lavado es un mate sin sabor, cuando esto sucede… es el momento de cambiar toda la yerba.
2.Evitar mojar toda la yerba: cebar siempre cerca del a bombilla y con poca agua. La “montañita” de yerba seca que dejamos al mezclar la yerba, es la que vá a alimentar los mates y hacer que el sabor se mantenga.
3. Nunca dejar de cebar: si dejamos de cebar, la yerba se enfría y pierde más rápido el sabor. La ronda debe fluir y el mate circular.
También nos damos cuenta que el mate está lavado cuando toda la yerba está mojada.
4.No mover la bombilla: Se recomienda mover lo menos posible la bombilla una vez que se inicie el mate. ¿Las razones? Porque se puede tapar y también, al mover la bombilla la yerba seca que alimenta los mates, se moja mas rápido y el mate “rendirá” menos.
En la Argentina invitar un mate es una muestra de afecto y estima.
5 .Usar un mate con boca ancha: para que la superficie que ocupa la yerba seca sea mayor, y poco a poco y con cada cebada, ir mojando esa yerba. El objetivo es   lograr que del primero al último.. tus mates tengan más sabor y sean inolvidables.

No hay comentarios.