Tito Francia: la renovación estética del folclore

Eximio guitarrista, destacado compositor de música académica y popular, fue uno de los artífices del Nuevo Cancionero. Tito Francia representa un orgullo que trasciende las fronteras de nuestro país.
Con su sólida formación musical, orientó las composiciones hacia una ruptura de los formatos tradicionales del folclore regional, al que los poetas del movimiento acoplaron poesías con fuerte contenido social y construcciones metafóricas novedosas.
Nació y se crio entre músicos, en Mendoza, el 1 de marzo de 1926. Aprendió a leer música junto a sus hermanos, antes de tener edad para comenzar la escuela, y luego tomó clases de teoría y solfeo con Higinio Otero, con quien también estudió piano. A los nueve años conformó un dúo junto a su hermano y comenzó a actuar por las radios mendocinas. Las radios: su principal escuela, y su casa.
Su aprendizaje musical continuó con otros maestros: José Plá, Enrique Trensal, Pedro Alcaraz y Núñez, y en el Conservatorio Gutiérrez del Barrio. Más tarde vendrían las clases de piano con Enrique Gelusini y con su amigo Juan Carlos Sedero
Durante la década del 60 fue uno de los artífices del movimiento del Nuevo Cancionero, grupo que integraron también personalidades como Armando Tejada Gómez, Mercedes Sosa y Oscar Matus, entre otros, y que contribuyó a la renovación estética de la canción popular de raíz folclórica, con influencia en músicos de toda América Latina.
Fuente: losandes.com.ar

No hay comentarios.