En el albor democrático: volvió Mercedes Sosa

Luego de años de exilio, la máxima cantora del continente volvió al país. En su ruta estaba Mendoza, adonde volvió en diciembre de 1982.


En 1982, luego de ocho años sin actuar en Mendoza, Mercedes Sosa volvió a la provincia para presentar un nuevo recital. Fue el sábado 4 de diciembre en el Estadio Pacífico. 
Durante la dictadura militar, una de las máximas exponente del folclore argentino, fue incluida en las listas negras y tuvo que exiliarse en Europa. 
La entrevista, que realizó una periodista de Los Andes, refleja el ambiente, previo a la vuelta de la democracia, que se vivía por aquel tiempo en Mendoza. Allí “La Negra” expresa su gran amor por esta tierra, que la había cobijado desde 1957.
Esta entrevista fue publicada el domingo 5 de diciembre de 1982. En su título, se lee una cita de Mercedes: “Debemos integrar la cultura de América Latina”. Y decía:
“Ayer llegó a Mendoza la cantante Mercedes Sosa. La expectativa del público hacía resaltar el arribo de alguien que, como ella, despierta grandes inquietudes. Con amabilidad entabló su charla con Los Andes, lejos de inconvenientes o distancias.
-Señora Mercedes Sosa, ¿qué experimenta al volver a Mendoza después de tanto tiempo?
-Esta tierra está unida a seres y momentos que llevo muy dentro mío, a cosas muy importantes en mi vida. 
Recuerdo aquel año 1962 cuando yo era jovencita y fui a Los Andes para hablar del ‘Manifiesto del Nuevo Cancionero’. Recuerdo también que lo presenté en el Círculo de Periodistas. Otro lazo importante es el padre de mi hijo, Matus. Son los amigos: Tejada Gómez, Sergio Sergi, Lorenzo Domínguez, Iverna Codina; es ‘La Pancha Alfaro’, aquellos asados, el vino, la rebeldía, las bellezas.

No hay comentarios.