Recordado por su tema "El rancho e` la cambicha", fue considerado como "el cantor de las cosas nuestras".
"En algún momento se me conoció como el cantor de los ‘cabecitas negras’, porque venía desde el interior a Buenos Aires, como tantos millones de argentinos que vinieron a trabajar desde sus provincias, y siempre me alegré que me conocieran así", decía el cantante.
Tormo se instaló en la Capital, donde protagonizó memorables recitales en las radios Splendid, Porteña y Nacional y grabó unas 300 canciones en diferentes álbumes.
Fue autor de algunos himnos populares como "El rancho e' la Cambicha", "Amémonos", "La canción del linyera", "Mis harapos", "Los 60 granaderos" y "Puentecito de mi río".

No hay comentarios.