Nico Aulet presenta "Vamos siendo", su nuevo disco: "Tan solo un modo de buscar nuestra esencia"

En la primera canción que escribió en San Pedro, Nico Aulet se pregunta si acaso “el artista descubre más de lo que inventa”. Esa convicción lo sostiene. El cantante y guitarrista que se instaló en la ciudad con el proyecto Música Esperanza Vuelta de Obligado para trabajar con los chicos del paraje descubre, a cada paso, una esencia que quiere compartir.
Nico_3
"Dispuesta a ser" es el primer corte de su nuevo disco, Vamos siendo, que presentará en vivo el sábado en la sala Cuarta Pared. Esa zamba condensa no sólo la cosmovisión de Nico –"Quisiera ser canción / poder oír lo que canta mi alma", dicen sus primeros versos– sino también el universo musical en el que abreva.
El disco tiene folclore argentino y uruguayo –Nico suena, por momentos, a una voz de la otra orilla–, rock, aires de tango y, sobre todo, canciones que no necesitan clasificarse en un género musical porque pertenecen a lo que muchos llaman "música que salva".


Vamos siendo es su segundo disco desde que, como solista pero siempre acompañado, Nico Aulet está al frente de lo que denomina "una cooperativa artística de trabajo en la que distintos/as artistas participan del proyecto manteniendo un formato itinerante".
Con producción del reconocido Agustín Ronconi –multinstrumentista miembro de Arbolito y Ácido Criollo–, el disco suena fresco y tiene el aire de pueblo que San Pedro le imprimió al arte de Nico Aulet, un tipo que camina lento, habla pausado, canta sin gritar y abraza sincero cuando saluda.
En el nuevo álbum –que por lo pronto no tendrá formato físico sino sólo digital, disponible en todas las plataformas– Aulet contó con la participación de músicos como Alejandro Giró en bandoneón, Ezequiel “Poty” Seguer en bombo y la reconocida Cecilia Gauna en voces.

Con más de 15 años de escenarios encima, Nico Aulet elige el camino independiente. Alguna vez un productor le dijo que tenía que dejar a sus amigos de lado y firmar un contrato junto a la cantante de su banda anterior, De Cerca. Tras rechazarlo, escribió "Banda ander", así, con "a". Allí sentenció: "Distinta puede ser nuestra idea de triunfar".
Nico canta en bares con cuatro mesas, en restaurantes donde se escucha más el ruido de los cubiertos que su guitarra, en pubs nocturnos donde todo se detiene para oírlo susurrar o en los que se escuchan decenas de voces que, al unísono, corean las canciones de su primer disco, que ya forman parte del universo sonoro sampedrino.
En Argentina, Uruguay, Costa Rica y Paris, su “nómade canción” dejó huellas. Tocó con Miguel Ángel Estrella, Arbolito, Raly Barrionuevo, Vitillo Ábalos, Ácido Criollo y Cecilia Gauna, entre otros, y compartió escenario con casi todos los artistas del folclore y el rock local.

Comprometido y orgánico, reivindica la labor docente –desde la que colaboró en la creación de "Fulanos del asfalto", una banda integrada por jóvenes en situación de calle que toca ese tema en el disco–, no se calla ante las injusticias y, aunque vive completamente de la música, participa gratis en cada festival solidario o relacionado con causas que comparte.
La tapa de su disco Vamos siendo fue creada por el dibujante Zeque Bracco, otro artista que eligió San Pedro para vivir y formar su familia. Como él, Nico Aulet también será padre en la ciudad.
El próximo sábado, junto al grupo de percusión Tambores Sin Fronteras que dirige Esteban Salvá, presentará oficialmente su otro hijo, este disco que habla mucho de él pero también de nosotros, este Vamos siendo gestado en San Pedro, donde Nico Aulet ya es parte del paisaje.

No hay comentarios.