Recuerdo de Efemerides 1 de Enero Muere Antonio Alice

1 de enero de 1943 Muere el destacado pintor Antonio Alice, autor de paisajes y de cuadros históricos como "La muerte de Güemes" y "Los constituyentes de 1853". Nació en Buenos Aires el 23 de febrero de 1970 Aniversario del primer aterrizaje de un avión de gran porte Hércules C-130 en la Base Aérea Vicecomodoro Marambio de la Antártica Argentina. 


Nació en Buenos Aires el 23 de febrero de 1886 y murió en esa ciudad el 24 de agosto de 1943. A los 12 años fue llevado por Cupertino del Campo al taller del pintor Decoroso Bonifanti y allí estudió 6 años. En 1904 obtuvo el Premio Roma del Concurso Nacional que le permitió estudiar becado en Europa. Ingresó en la Real Academia de Turín y estudió bajo la dirección de los maestros Grosso, Tavernier y Gilardi, obteniendo en 1905 la Medalla de Oro de esa Academia. Expuso en diversos salones argentinos y efectuó muestras individuales en Buenos Aires, Río de Janeiro, Madrid, Turín, Génova, Roma, Venecia, Munich y París. Sus obras figuran en museos de Buenos Aires, Rosario, Tucumán, Río de Janeiro y en colecciones europeas

La Legislatura de Salta es la depositaria de este óleo de Antonio Alice, una de las más importantes obras de arte realizada en homenaje al Héroe Gaucho.
Es una pintura de 2,40 mts. por 3,97 mts. y está incluida en el inventario del Patrimonio Artístico Nacional de Salta de la Academia Nacional de Bellas Artes. Alice presentó el cuadro en la “Exposición Internacional de Arte del Centenario”, realizada en 1910 -con motivo de los cien años de la Revolución de Mayo- y obtuvo la medalla de oro.
En 1911 el Gobierno de la Provincia de Salta adquirió la obra que, una vez llegada por vía férrea a nuestra ciudad, fue colocada en la pared norte del Recinto de Sesiones de la Legislatura, lugar que ocupa en la actualidad. En la década del 50 los legisladores reclamaron su acondicionamiento pero quedó en el olvido.
En 1.974 la cámara baja resolvió la restauración del cuadro ante el grave deterioro que había sufrido durante la dictadura onganiana; período en el cual los techos del Recinto dejaban caer el agua de lluvia sobre el óleo. La intervención federal primero y la dictadura militar después frustraron los trabajos de restauración.

Fuente:

No hay comentarios.