OSDE y la Fundación Vía Regia7 invitan a un ciclo de conciertos gratuitos

La presentación busca destacar ante la comunidad a los niños e instituciones educativas que vienen hace tiempo dedicándose a la educación musical de primera calidad. Los denominados “Conciertos de Adviento” son gratuitos, se extienden del 7 al 9 de diciembre.

RÍO GRANDE.- Hoy, y mañana viernes 9 de diciembre, a las 20:00, se realizan los dos conciertos finales del programa presentado por OSDE y Fundación Vía Regia7. La presentación incluye música de las Misiones Jesuíticas, villancicos tradicionales, guitarra barroca y un homenaje especial de los mismos estudiantes a un compañero.
El cronograma para hoy y mañana será de la siguiente manera:
Jueves 8 de diciembre, en el Museo Fueguino de Arte a las 20:00
– Ensayos; Sesiones de Grabación y Concierto. Incluirá el estreno de Música de las Misiones Jesuíticas para Coro y Orquesta.
Viernes 9 de diciembre Iglesia del Sagrado Corazón a las 20:00
– Concierto abierto a la comunidad, presentación del Tedeum del Archivo Musical de las Misiones Jesuíticas de Bolivia; obras del Barroco Europeo de alrededor del año 1600 y Villancicos tradicionales.
Para las funciones de los días 8 y 9, hay que retirar las entradas anticipadas en OSDE.
En esta serie de conciertos, el Conjunto ‘Voces del Fin del Mundo’, en el que participan jóvenes de diferentes Colegios de nivel medio, se presentará junto al Coro Avanzado de Niños de la Escuela del Cono Sur. Además, participarán el Maestro Miguel de Olaso (Archilaúd) y Guillermo Masimi (tenor solista), entre muchos otros destacados artistas de la provincia y el país.
Miguel de Olaso
De Olaso es un laudista, vihuelista y guitarrista argentino. Además, es Profesor egresado del Conservatorio Nacional “Carlos López Buchardo”. Especializado en laúd y guitarra barrocos en Suiza, ganador del 1er Premio en varios concursos de guitarra. Se dedica a la docencia en forma particular y en el Conservatorio Superior de Música “Manuel de Falla” . Adicionalmente, imparte regularmente cursos y clases magistrales en Buenos Aires y el interior del país. Desarrolla su actividad de conciertos en el interior del país y el exterior. Entre muchas otras actividades artísticas que lleva a cabo, dentro y fuera del país.
El profesor Guillermo Quadri, docente y parte del equipo del programa ‘Voces del Fin del Mundo’ ´conversó con El Sureño acerca de las presentaciones que se realizarán hoy y mañana en Río Grande; y sobre su visión como docente.
Quadri posee una amplia formación en música coral: “Yo tuve la suerte de escuchar coros buenísimos -comenta-. Participé en simposios internacionales de música coral en Suecia, en Estonia, en Finlandia. Además estudié en Suiza, tengo una carrera universitaria hecha me dediqué a la música coral desde joven, estudié con el director del Coro Estable del Colón, con el director del Conservatorio nacional de música hicimos algunos estudios juntos”.
Calidad en educación musical
Para el Profesor, la calidad de la educación puede ser la mejor, a pesar de estar en un lugar geográficamente alejado de los grandes referentes musicales, “Todo niño puede cantar. En las escuelas donde yo estoy, todos los niños cantan desde los tres años y deben cantar desde mucho antes también. La formación coral específica, es bueno comenzarla desde los 6 o 7 años. Nosotros estamos teniendo una participación importante de niños del Cono Sur, que tienen una formación muy buena porque trabajaron mucho este año”, adelanta Quadri.
En cuanto al grupo ‘Voces del Fin del Mundo’. Quadri destacó el desarrollo que pudieron tener en los 20 años de trabajo que vienen llevando adelante: “Durante un tiempo hacíamos solamente música vocal, y después pasó a ser música instrumental. Después nos dimos cuenta que para hacer la música instrumentalera era muy necesario trabajar, estudiar, tener buenas capacitaciones, y trajimos capacitadores muy buenos, y tenemos ciclos con OSDE, de formación de cuerdas, cuatro veces por año viene alguien, o un buen maestro que haya estudiado; entonces profundizamos mucho la educación, el epicentro es la educación, para obtener productos, de buen nivel”.
El profesor insiste en que la formación musical es un trabajo arduo pero muy satisfactorio: “Vos para tener una orquesta necesitás tener focos de formación. Esas oportunidades de formación, al que le interesa, las puede aprovechar. Porque por lo general son gratuitas. El municipio participa, OSDE también, hasta el consulado de Suiza”, detalla.
Y asegura: “Nosotros lo que garantizamos es que el chico que se empieza a formar acá, si quiere hacer una carrera dentro de dos años, seguir un estudio universitario tenga las herramientas para hacerlo. Que lo que damos pueda tener una continuidad en el futuro. En todos los lugares en los que estamos trabajando: la universidad, la Escuela Los Cauquenes, la Escuela del Cono Sur. En el Municipio, que son todos los lugares en que estamos trabajando con la fundación, trayendo maestros, que nos dan su respaldo, son lugares a los que pueden acercarse, y ver cuál es la oferta”.
Actualmente, del programa hay alumnos que están preparándose e ingresaron a universidades, y seguir estudios superiores en música. Alguno alumnos ya egresados, están tocando en la orquesta de la Facultad de Medicina, de la Universidad Católica de Buenos Aires.
Un homenaje
El programa que será presentado hoy y mañana. Los alumnos lo presentan en homenaje a Máximo, un pequeño compañero que falleció este año. “Los programas están dedicados, los dos conciertos finales, y dice a quién -recalca el profesor-. Es un trabajo que los chicos decidieron dedicarle a este compañero”.
Y agrega: “Es inédito el hecho de que estemos presentando obras de las misiones jesuíticas en Río Grande, hechas con niños y con jóvenes que se han tomado el trabajo de estudiar estas obras, y que han disfrutado estudiándolas. Lo cual también nos dice que no hay que caer en el prejuicio de que los niños o los jóvenes solamente se van a enganchar con aquello que les resulta de acceso inmediato porque viene a través de los medios o porque esté en la cultura actual. Ellos pueden tener un vínculo muy intenso, gratificante, placentero con música que es de 1750. Y que además, revela un alto desarrollo musical, y un alto desarrollo técnico tanto de los instrumentistas como de los compositores que escribieron esta música. Y que si en 1750 esto existía y se hacía también estaría bien pensar qué pasó en América entre ése momento y éste, y si estamos en el mismo nivel cultural o no. Qué es lo que los chicos y jóvenes quieren y pueden hacer. Qué les tenemos que dar a los chicos y a los jóvenes, son las cosas que me vienen como reflexión”.
Quadri, insiste, además en invitar a los interesados en participar del proyecto. Tanto en la parte coral como instrumental. “Pueden acercase a ver los conciertos, y luego al espacio que tiene el proyecto ‘Voces del Fin del Mundo’ en la universidad. La convocatoria para el 2017 es abierta”, concluyó.

No hay comentarios.