26 de noviembre, muere Rodolfo María “Polo” Giménez

26 DE NOVIEMBRE , 1969, Buenos Aires, muere a los 64 años, Rodolfo María “Polo” Giménez.
Pianista y compositor que integró el recordado conjunto “ Los musiqueros del tiempo i ñaupa”, junto Atuto Mercau Soria y Payo Solá.
Es el autor del siempre vigente clásico: “Paisajes de Catamarca”, y de “Según me brotan las coplas”, “ Viejo corazón”, “ Brochazos mendocinos”, “Del tiempo i mama” y de “Zambita del misachico”, entre otros temas fundamentales.

 Don Rodolfo María “Polo” Giménez, fue el sexto hijo y último nacido en Buenos Aires, del matrimonio formado por: Enrique Segundo Giménez (nacido en Salto el 1 de Junio del Año 1871 , y fallecido el 10 de Mayo de 1931 en Córdoba) e Isolina Cruz (Nacida en Salto el 20 de Junio de 1873, y fallecida en Córdoba el 29 de Noviembre de 1915).
El matrimonio Giménez-Cruz se radica en Córdoba antes de que Rodolfo María nuestro “Polo” cumpliera los 2 (dos) años de edad y esto es lo que lleva a muchos a creer que este fue oriundo de Córdoba y no de Buenos Aires que lo vio nacer un 19 de Noviembre del Año de 1904. Según consta en el Acta nº 1063, 6to 2da. del Registro Civil de la Capital Federal. Sus hermanos fueron:
Enrique María, nacido el 5 de Enero del año 1897, María Angélica, nacida el 5 de febrero del año 1898, Luis María, nacido el 7 de julio del año 1899, Emilio María, nacido el 29 de Marzo del año 1901, Isolina María Eugenia, nacida el 23 de Agosto del año 1902. Todos ellos y el mismo “Polo” son nacidos en Buenos Aires.
María Carmen, nacida el 24 de Diciembre del año 1907, María Etelinda, nacida el 18 de Junio del año 1909, María del Carmen Josefina, nacida el 16 de Julio del año 1911, María Rosa, nacida el 13 de Octubre del año 1912 y Alberto José María, nacido el 15 de Noviembre del año 1914. Los últimos cinco hijos del matrimonio Giménez - Cruz, nacieron en Córdoba Capital, mientras la familia vivía en la Calle Rodríguez Peña nº 166 primero, y luego Rodríguez Peña nº 475. Muy cerca del Colegio Alejandro Carbó y La Plaza Colón.



Muchos pensaban que Polo era Cordobés, algunos creían que era Catamarqueño, y había nacido en la Capital Federal, lo cual no fue ningún impedimento para plasmar como nadie los sentires de tierra adentro. Fue sin lugar a dudas el “Poeta de las cosas simples”. Traduciendo las costumbres del hombre de pueblo en hermosas letras y música que trascendieron las propias fronteras de nuestra patria, no solo de Catamarca.Polo se caso en primeras nunpcias en Catamarca y de este matrimonio con “Munina” Andrada, tuvo dos hijos, Silvia y Rodolfo. A los pocos años de matrimonio Polo se separa y sus hijos quedan con su primera señora. Luego él forma pareja con la señora Elena Toledo que es quien lo acompaña hasta su fallecimiento en Buenos Aires.
En el año 1930 forma un trío junto al violinista Eduardo Belluci y y el bandeononista Ernesto Tejada y Polo al piano con los que actua en diversos sitios de “la docta”. Ingresó como pianista del conjunto de Edmundo Zaldivar hijo a mediados de 1954, junto a su entrañable amigo Atuto Mercau Soria, Mario Arnedo Gallo, Fernando Portal y Alvarez Vieyra al que apodaban cariñosamente “el negro”.

Don Polo, junto a unos amigos forman el conjunto “Los Musiqueros del tiempo i’ Ñaupa” con el Payo Sola, Atuto Mercau Soria, Fernando Portal y Mario Arnedo Gallo, aunque a los pocos meses lamentablemente fallece el Payo Sola.

Polo falleció el fatídico día 26 de Noviembre del Año 1969. Estaba reunido en Buenos Aires, en el local que Margarita Palacios tenía, sito en la calle Camacuá 267 (le llamaban al lugar: La Embajada de Catamarca en Bs. As.), con todos sus amigos. Polo hacia la presentación del LP Polo Giménez y sus 50 Años con la música al que acompaño con un libro escrito por el llamado “De éste lado del Recuerdo” que también reseñaremos aquí. Esta noche del día 26 de Noviembre del año de 1969 a eso de las 20 horas, luego del brindis cordial de la bienvenida, habló el gerente de la editorial Martín Fierro Francisco D'Estefano, anunciando el nuevo disco. Luego Don Polo, el homenajeado, explicó al público presente y a sus amigos el porque de la autobiografía que acompañaba al Lp.
La fiesta se desarrollaba con total normalidad entre las empanadas, vino, música y canciones y a eso de las 22 horas le falló a Polo su “Viejo Corazón”. Fue atendido por unos amigos y por su hijo Rodolfo, médico. Fue de inmediato trasladado al Sanatorio Santa Isabel, dónde un paro cardíaco puso fin a su vida cerca de las 22,50 horas.
Polo acababa de cumplir sus 62 años. Pero su Viejo Corazón no aguantó todas las emociones vividas esa noche. Polo dejo 72 canciones registradas en SADAIC y de su autoría, por referencias familiares, tenía escritas más de 350. (
Julio César Rojo Luque).

Los Musiqueros del Tiempo i’ Naupa - La Pulperia de Mandinga
¡ Musiqueros y… del tiempo i` ñaupa.!… Que sentido afectivo, cariñoso y familiar nos trae esta frase. Nos parece algo íntimamente nuestro, ligado al terruño, y con el perfume de un pasado que no olvidaremos jamás. !Tres hombres de tierra adentro !

Tres nombres para el folklore: POLO GIMÉNEZ, ATUTO MERCAU SORIA, y el PAYO SOLA.
Alguna vez dijimos que este conjunto había logrado reunir: el valle salteño, el cielo de Catamarca y el eterno sol cordobés. Es que escuchándolos, el arte inconfundible de “los musiqueros”, nos transporta a la cuna del folklore. Esto es lo que reflejan los musiqueros. Personifican el nostálgico reproche de todos:“¡ Que tiempo feliz el de la niñez, velay; yo no se para que pasara….! O aquel recuerdo que queda grabado en el que se acerca a
la "Cuesta del Portezuelo”…“mirando abajo parece un sueño.Un pueblito allá, otro más allá,y un camino largo que baja y se pierde”….

Fragmento de un artículo de la Revista Folklore.
Los Musiqueros del Tiempo I’ ÑaupaEN LA PULPERIA DE MANDINGA


¿Qué es “LA PULPERIA DE MANDINGA”? *Es una audición esencialmente vernácula, nacida con el advenimiento de CANAL 9 TV en el que hizo querencia para ganar a través de lo andado hasta el presente un lugar preponderante entre los programas de difusión de las expresiones tradicionales. Con una duración de media hora se inició su propalación, la que, por razones de espectación, hubo de ser extendida a una hora. Plausible resultó la gestión de sus organizadores y de quienes cumplieron la tarea artística en ese lapso. La evidencia de ello quedó plenamente demostrada al ser extendido dicho programa a una hora y media de duración para constituirse, sin lugar a dudas, y para regocijo de quienes gustan de las cosas de la tierra, en el programa de mayor duración de la televisión argentina.
Hombres de reconocida capacidad y talento a la par que enamorados trabajadores por la difusión de lo que forma parte del patrimonio costumbrista del país, dieron vida a “LA PULPERIA DE MANDINGA”.
HORACIO PARISOTTO, infatigable valor de la televisión, tiene a su cargo la responsabilidad de la producción y dirección del programa, estando a cargo del joven e inquieto JULIO MARBIZ, conocido comentarista, todo lo concerniente a la animación.

A la pluma del destacado poeta y periodista, de ese ferviente sentidor de lo catamarqueño, JOSE RAMON LUNA, se debe el nombre y el libreto que configuran el alma de esta audición, que ya ha ganado el corazón de los televidentes. Figuras consagradas compartieron su éxito y jerarquizaron su salida al aire. Hemos de recordarlas: Eduardo Falú, Atahualpa Yupanqui, Ariel Ramirez, Horacio Guaraní, Antonio Tormo, Suma Paz, Carmen Guzmán, Alberto Ocampo, Waldo Belloso, Los Musiqueros del Tiempo I'Ñaupa, Los Chalchaleros, El Chango Rodríguez, Los Cantores de Salavina, Los Huanca-Huá, Los Cumbaé y muchos más. Esto es, “LA PULPERIA DE MANDINGA”

¿Quienes son LOS MUSIQUEROS DEL TIEMPO I'ÑAUPA?
Somos TRES HOMBRES DE TIERRA ADENTRO; POLO GIMENEZ, ATUTO MERCADO SORIA y, hoy en el recuerdo, PAYO SOLA, que cultivamos la música tradicional con la intención de conservar en la interpretación el más genuino sabor autóctono. Queremos con este conjunto, al incluir el bandoneón, instrumento muy usado en el norte y litoral argentino, otorgar una fisonomía distinta en sonoridad a la que presentan en la actualidad la casi totalidad de las agrupaciones que ejecutan el género nativo, integradas generalmente por guitarras, voces y bombo o piano, guitarras y bombo.
Asimismo otra de nuestras aspiraciones es la de exhumar las viejas páginas que enriquecieron el cancionero vernáculo, de indiscutible autenticidad y pureza, rindiendo así un justiciero y emotivo homenaje a sus autores, como reconocimiento por haber sido ellos los que abrieron los primeros surcos en la siembra de canciones, cuyos frutos estamos recogiendo. Al mismo tiempo, deseamos ofrecer a la gente mayor, a esa gente que está peinando canas, con el respeto que merece, la oportunidad de un feliz momento de reencuentro con el pasado, razón por la cual hemos incluido en esta placa viejos valsecitos de serenata y también la alegre y clásica ranchera. Los 12 títulos que integran este micro-surco corresponden a distintas danzas, todas las cuales están tocadas con un ritmo específicamente bailable y con marcada pureza y sencillez interpretativa, lo que creemos le porporciona un incalculable valor para las “PEÑAS” y demás lugares donde se practican nuestras danzas. Esto somos, “LOS MUSIQUEROS DEL TIEMPO I’ ÑAUPA”

Polo Giménez - Atuto Mercado Soria
*TEXTO DEL INTERIOR DEL DISCO

No hay comentarios.